Las chufas: Un alimento vegano

¿Cómo encajar las chufas en el concepto de vida sana asociado a la dieta vegana? A continuación, las principales razones por las que vale la pena incluirlas en una alimentación equilibrada.

Las chufas como ingredientes de una vida saludable

En primer lugar, hay que recordar que la chufa es un tubérculo, por lo que puede ser incluida en cualquier dieta vegana que se precie, ya que estas se caracterizan por basarse en el consumo de vegetales y frutas.

El consumo exclusivo de productos vegetales favorece un gran efecto antioxidante en el organismo. Entre otros beneficios de las dietas veganas, cabe señalar su reducción de los problemas cardíacos y la posible prevención del cáncer. Aparte, contribuye a que no aumenten los niveles de colesterol en el organismo, ya que no se consumen grasas animales. Si se tiene en cuenta una planificación correcta, una dieta vegana puede servir para cubrir todas las necesidades dietéticas de una persona.

Las ventajas del consumo de chufas

Además de los generales asociados a la dieta vegana, tomar chufas (por ejemplo, en la horchata) conlleva otros beneficios, los cuales se repasan en las siguientes líneas:

  • Son ricas en minerales y proteínas, lo que las convierte en un aporte energético de calidad, lejos de las calorías vacías de otro tipo de alimentos.
  • Reducen los niveles de triglicéridos.
  • Son favorables para los diabéticos.
  • Su contenido de hierro hace que sean unas grandes reconstituyentes.
  • Son recomendables para personas con problemas estomacales.
  • Su arginina resulta aconsejable para mantener el sistema inmune en condiciones óptimas.
  • La presencia de zinc en las chufas actúa como un estimulante en contextos de cansancio.

En definitiva, el tomar chufas bio (procedentes de la agricultura ecológica), como las de Tigernuts Traders, permite a personas veganas incluir un alimento muy valioso en su dieta, complementándola con sus beneficios.

Otros idiomas disponibles: Francés

No hay comentarios.

Agregar comentario