En Valencia además de chufas hay mucho que ver

Valencia es una ciudad marinera y señorial que recibe a millones de visitantes cada año.

Esto se debe a su magnífico clima templado, sus playas de ensueño, un patrimonio histórico artístico muy bien conservado, combinado con los edificios más modernos y vanguardistas, y una riquísima naturaleza, presente en su Parque Natural de la Albufera. Pero además, Valencia puede presumir de contar con una gastronomía deliciosa, con platos imprescindibles como su tradicional paella, sus variados y frescos pescados o su deliciosa horchata elaborada con chufas, todos ellos magníficos alimentos para mantener una vida saludable.

Qué visitar en Valencia

1. Plaza del ayuntamiento. El centro neurálgico de Valencia cuenta con un elegante estilo modernista combinado con barroco, presente en su Ayuntamiento. En esta plaza destacan además otros edificios representativos como la casa consistorial, el Edificio de Correos, con su imponente cúpula, la plaza de toros o la modernista estación del norte. En ella se pueden contemplar sus bellísimos mosaicos de los techos, paredes y suelos, el sólido trabajo de forja o las coloridas y vistosas cerámicas que posee.

2. Plaza de la Virgen y catedral. Esta plaza cuenta con uno de los edificios más importantes de la ciudad, la catedral, de estilo gótico y situada sobre la antigua mezquita Balansiya. Destaca la puerta de l´Almoina, la capilla de Sant Jordi, la puerta de los Apóstoles, donde se celebran todos los jueves el Tribunal de las Aguas, y su Miguelete. Este último cuenta con 207 escalones que valen la pena subir por tener uno de los mejores miradores de la ciudad. En esta plaza también se encuentra la basílica de la Virgen de los Desamparados o la Almoina, actual museo arqueológico.

3. Barrio del Carmen y sus monumentos. Es uno de los barrios más antiguos de Valencia. Situado en el centro de la ciudad vieja, en él podemos encontrar vestigios de su glorioso pasado árabe y cristiano, ya que creció entre las murallas de ambas culturas. Sus callejuelas de adoquines nos llevarán hacia sus nobles palacios, como el de Baylía (actual sede de la Diputación de Valencia), así como hacia sus torres de Serranos y Quart, magníficos ejemplos del gótico valenciano.

4. Palacio del Marqués de Dos Aguas. El barroco tiene su máxima expresión en Valencia en este imponente palacio que hoy alberga el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias. Esta casa solariega perteneció a los marqueses de Dos Aguas, la familia Rabassa de Perellós, y está catalogada monumento histórico-artístico. Cuenta con estucos rosas y grises, ondulantes balaustradas, torres esquinadas, balcones de estilo francés y bellos patios interiores.

5. Lonja de la Seda. Declarado Patrimonio de la Humanidad y también Monumento Histórico Artístico Nacional, está considerado uno de los más espectaculares edificios de toda ciudad. Se encuentra en pleno centro de la Valencia, en la Plaza del Mercado. De estilo gótico civil, destacan sus fachadas de piedra picada, sus esculturas y gárgolas, sus medallones renacentistas o sus numerosos escudos, que hacen de este monumento, según distintos cronistas, un espacio colorista y ruidoso, dotado de una especial sensibilidad. Al lado también están la bellísima Iglesia barroca de los Santos Juanes o la espectacular obra modernista del Mercado Central.

6. Ciudad de las Artes y las Ciencias. Considerado el centro cultural y científico más grande de toda Europa, está en el antiguo cauce del Turia. Entre sus instalaciones destaca el planetario Hemisfèric, el Palau de les Arts, El Umbracle, el Ágora, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe y el Oceanogràfic, considerado el mayor acuario de toda Europa. En sus distintos edificios se pueden disfrutar de todo tipo de actividades como cine, exposiciones, ópera y animales.

Playas de Valencia

Naturaleza

1. La Albufera. Nombrado por los árabes Espejo del Sol, este espectacular Parque Natural alberga una diversidad riquísima. Considerado el lago más grande de toda España, está situado a solo 10 kilómetros de Valencia, pero su nivel de protección ambiental lo convierte en un espacio perfecto para pasear en barca, escuchar los sonidos de la naturaleza o disfrutar de una puesta de sol, un privilegio que ningún visitante puede perderse.

2. Jardines del Turia y Bioparc. Es el auténtico pulmón verde de la ciudad y cuenta en su interior con magníficas sorpresas, como zonas ajardinadas, deportivas, el parque Gulliver para los niños o el de Cabecera, en el que dar un paseo en barca. Mención especial merece el Bioparc, un lugar único donde niños de todas las edades pueden conocer y aprender a respetar los hábitats de África, conociendo las especies que albergan en cada uno.

3. Marina Real y playas. En la zona de Marina Real Juan Carlos I se encuentran distintos edificios como el del Reloj, presidiendo la entrada al puerto; el Veles y Vents, un enlace entre la ciudad; y el Mediterráneo o los Tinglados del Puerto, con su estilo modernista y sus mosaicos frutales. Pero también destacan las numerosas zonas comerciales, terrazas y restaurantes, con espectaculares vistas de las embarcaciones y mega yates. Muy cerca se sitúan el paseo marítimo, la bellísima y accesible playa de la Malvarrosa, el Cabanyal y Las Arenas y la playa de El Saler, situadas en plena albufera.

Albufera de Valencia

Gastronomía

Valencia es una tierra de una riquísima gastronomía gracias a sus numerosas huertas, que aportan hortalizas y frutales de gran calidad a las mesas valencianas o a sus pescados y mariscos frescos, como la lubina, merluza o clóchinas, recogidos diariamente por los pescadores. Además, sus fértiles tierras permiten el cultivo del arroz y las chufas, fundamentales para mantener una vida sana. Con estas materias primas se elaboran platos tan deliciosos como la paella, los arroces caldosos, el all i pebre y las ollas o arroz con costra. Destacan dulces como los buñuelos de chocolate, turrones, arnadí y bebidas como el agua de Valencia, la granizada o la deliciosa horchata de chufa, un auténtico manjar que se elabora a partir de pequeños tubérculos marrones procedentes de la juncia avellanada, con agua y azúcar, y puede tomarse acompañada de fartons.

Paella en Valencia - Gastronomía en Valencia

En definitiva, Valencia es una ciudad cuya belleza y riqueza cautiva a quien la visita debido a sus múltiples tesoros, que se podrán descubrir en forma de espectaculares monumentos, bellísimos paisajes naturales o deliciosos platos tradicionales, que harán las delicias de los más exigentes paladares.

No hay comentarios.

Agregar comentario