La chufa: Alimento para los intolerantes a la histamina

La intolerancia a la histamina es una dolencia que sufren miles de personas. Por norma general, se desaconseja el consumo de frutos secos, pero las chufas pueden convertirse en el alimento más adecuado para los afectados por la circunstancia anterior.

Dieta para intolerantes a la histamina: ten una vida saludable

A la hora de tener una vida sana, resulta aconsejable tener en cuenta los alimentos que te ha prohibido el alergólogo para evitar reacciones poco recomendables. Sin embargo, la chufa puede mejorar tu estado de salud fácilmente.

Aporte nutricional de las chufas

Contienen enzimas, proteínas vegetales, , vitaminas (especialmente E y C), minerales (fósforo, magnesio, zinc, hierro, potasio) y Omega 9 (idónea para bajar el colesterol malo). Igualmente, protege al aparato digestivo, estimula al sistema inmunitario, evita la anemia y mejora la salud cardiovascular.

¿Por qué las chufas son recomendables si soy intolerante a la histamina?

Porque no producen la clásica acumulación de DAO que el organismo no puede metabolizar. Más bien al contrario, aportan energía, agilizan el metabolismo y son muy adecuadas para añadir en todo tipo de recetas. Aparte de la clásica horchata, puedes tomarlas como aperitivo e incluso crear platos novedosos como el ajo blanco o las ensaladas en las que se añade este fruto seco.

Igualmente, paliarás los temibles efectos de las migrañas que suelen estar asociadas a esta intolerancia. Por lo tanto, no dudes en tener una vida sana consumiendo el antedicho fruto siempre con moderación, pero de forma frecuente ya que te ayudará a mejorar de forma inmediata.

Solo así conseguirás que tu intolerancia no te afecte demasiado. Las chufas son un complemento perfecto que te permitirá disfrutar más de la vida e incluso aumentar tu creatividad en la cocina para darle forma a nuevas recetas que serán definitivas para comenzar una etapa más saludable y alejada de tu intolerancia.

No hay comentarios.

Agregar comentario