¿Para qué es buena la chufa?

Las chufas son unos tubérculos muy conocidos por ser unas buenas fuentes de propiedades y beneficios para llevar una vida sana. No cabe duda de que llevan miles de años en el planeta. Más de tres mil, desde que se conoce su origen en el Antiguo Egipto.

¿Qué beneficios aportan las chufas para una vida sana?

Estos tubérculos son unos importantes portadores de un conocido antioxidante, la vitamina E, que ayuda a proteger contra el daño causado por los radicales libres en el cuerpo. Asimismo, puede contribuir a prevenir el cáncer y las enfermedades coronarias, así como a frenar la aparición de los signos del envejecimiento en la piel.

Ayudan a controlar la presión arterial

Son muy ricas en aminoácidos. Especialmente, en uno, denominado arginina. Un compuesto muy beneficioso para quienes sufren una presión arterial alta.

Contienen las grasas saludables

Contienen unos ácidos grasos saludables muy similares a los del aceite de oliva. Estos ácidos saludables pueden ayudar a regular el colesterol y disminuir los triglicéridos de la sangre, mientras disminuyen la inflamación sistémica del organismo.

Ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre

Otro de los grandes beneficios para la salud es que contribuyen a regular los niveles de azúcar en la sangre. La fibra insoluble de la chufa puede ser de gran ayuda para los diabéticos.

¿Qué más aportaciones nutricionales tienen para una vida saludable?

Son ricas en proteínas. Estas son unos ingredientes vitales utilizados en la construcción de músculos, pieles y huesos. Además, la chufa es una buena fuente de magnesio, mineral necesario para el buen funcionamiento del sistema inmune. El magnesio también ayuda a una adecuada función muscular y nerviosa y regula el ritmo cardíaco.

Las chufas son unos alimento imprescindibles para cualquier alimentación y vida saludable, si se requieren cuidar del corazón y prevenir enfermedades metabólicas, como la diabetes.

No hay comentarios.

Agregar comentario